¿Qué pasa si te equivocas de combustible al repostar?

Repostar el carburante equivocado es un descuido que puede salir muy caro, y por sorprendente que parezca, es un error que se comete más frecuentemente de lo que pensamos ya que, según un estudio del RACE, en España se realizan más de 70.000 repostajes de carburante erróneos cada año, es decir, que, unas 200 personas al día, se arrepienten, se asustan o la “lían” por equivocarse al llenar el depósito del coche.

Sea como fuere y, aunque la condena a muerte de los coches con motor, más en caso de ser diésel, se acerque, te explicamos qué puede pasar y qué se debe hacer en caso de repostar el carburante equivocado.

Repostar diésel en un coche de gasolina

Antiguamente, los broqueles de los surtidores de combustible tenían el mismo tamaño. Esto hacía mucho más fácil equivocarse al repostar diésel en un coche gasolina ya que, con un poco de despiste, la manguera quedaba insertada en el depósito equivocado.

Dado que este error se replicaba con facilidad, los fabricantes tanto de vehículos como de surtidores, decidieron aumentar el tamaño del broquel de las mangueras de gasóleo de tal forma que resultara casi imposible de introducir por la abertura del depósito de gasolina.

Aún así, si por cualquier motivo, se pudiera echar diésel en un coche de gasolina, en el caso de haberse percatado, lo más recomendable es extraer el carburante sin intentar arrancar el vehículo que, en todo caso, no podrá hacerlo ya que el motor de gasolina no trabaja bajo ningún concepto con gasoil.

La solución en el caso de repostar el carburante equivocado más óptima sería pedir el traslado a un taller de confianza y que, allí, se extrajera con seguridad el combustible y se limpiara el depósito y el circuito de la gasolina para evitar restos.

Si tras haber repostado diésel en el coche de gasolina se intentara arrancar el automóvil, éste, solo podría funcionar con los residuos que la gasolina tuviera en el circuito hasta pararse antes de que entrara a las cámaras de combustión. De igual forma, sería necesario extraer el combustible y eliminar cualquier resto de gasóleo y comprobar el correcto estado o la sustitución de filtros, bomba, inyectores…

Repostar gasolina en un coche diésel

En este caso, sí que es más factible cometer el error al repostar el carburante equivocado ya que el broquel de la manguera de gasolina es más estrecho que la boca del depósito de gasóleo por lo que es un despiste que casi no tiene oposición física que lo evite.

Una vez se haga el repostaje de gasolina en un coche diésel el motor no solo arrancará sino que podrá circular una mínima distancia, la suficiente para como para que el problema se agrave ya que el mayor octanaje de la gasolina, provocará una combustión que dañará los inyectores y las cabezas de pistones debido a que los materiales del motor diésel no tienen la resistencia suficiente para soportar esa energía liberada. Esta situación desembocaría en una grave y costosa avería, que suele empezar por el gripaje de los elementos del sistema de inyección. De hecho, lo primero que se estropeará son los propios inyectores, a poco que recorras unos metros antes de darte cuenta del error.

Consejos en caso de repostar el combustible equivocado

Si nos damos cuenta antes de arrancar:

  • Si has detectado el problema en el propio surtidor, no mover el coche bajo ningún concepto. Ni siquiera introduzcas la llave en el contacto para evitar que entre el combustible equivocado en el circuito y la bomba.
  • Informa de la situación a los responsables de la estación de servicio, para que cierren la zona y avisen al resto de conductores que esperan para repostar.
  • Fuera de la zona de los surtidores, en un espacio seguro, avisa a la asistencia en carretera del problema, para que envíen la ayuda. Sigue sus instrucciones.
  • Informar del error, aportar todos los datos de localización y de modelo de coche.

Si nos damos cuenta del error en marcha

  • El coche empezará a dar problemas (tirones, pérdida de potencia…). El riesgo de que se produzcan daños graves en el vehículo es muy alto. Para en un lugar seguro, sal del coche señalizando el peligro y llama la asistencia.
  • No intentes extraer el combustible utilizando medios poco seguros (mediante una pera o aspirando un tubo de goma). Sacar el combustible de un vehículo es una situación que supone un riesgo. Para ello se requieren unas medidas de seguridad que incluyen una ropa especial y el seguimiento de un estricto protocolo, como balizar la zona y buscar tomas de tierra.
  • No permitir que una persona sin cualificación técnica intente solucionar el problema. Soluciones caseras como abrir un manguito cerca del filtro de combustible puede generar más daños.
  • No intentar sacar el combustible sin los medios adecuados, ya que puede provocar un derrame con el alto riesgo de incendio o explosión que ello conlleva.
  • Nunca permitas que tiren el combustible a una alcantarilla, ya que podría estar incurriendo en un posible delito medioambiental.

 

Fuente: Top10Motor / OKdiario

También te puede interesar

Nuevo lubricante Castrol. Motor un 50% más limpio

¡Disponible a partir del 1 de abril de 2017! CASTROL GTX ULTRACLEAN. EL LUBRICANTE QUE …